Consejos Salud Bucodental

Consejos Salud Bucodental

Dientes sanos toda la vida

¿Sabía que sus hábitos de higiene bucal inciden en su salud integral? Hay una conexión entre las enfermedades bucales y otras patologías, como las enfermedades cardiovasculares. Cuidarse bien la boca es una buena inversión en salud para el futuro.

Es importante eliminar la placa bacteriana de encías y dientes a diario. Sino, se adhiere a los dientes y causa inflamación de encías (llamada gingivitis) y caries. Tanto adultos como niños deben cepillarse los dientes con pasta dental fluorada dos veces al día. A partir de la adolescencia, también se debe limpiar entre los dientes a diario.

Coma una dieta equilibrada y limite los bocadillos entre comidas. Vaya al dentista periódicamente para tener una limpieza profesional y un examen bucodental de rutina.

Cronología de la salud dental de tus niños

De 0 a 3 años

Si el niño tiene uno o pocos dientes, limpie suavemente las encías y dientes de su bebé, después de cada comida con un pañal de tela o gasa humedecida en agua, o use un cepillo para dedo (que se colocan el los dedos como los antiguos dedales para coser) y que están especialmente diseñados para cepillar los dientes de los niños pequeños.

Cuando el niño tiene más dientes hay que acostumbrarlo a una rutina de higiene bucal diaria, para lo que se puede usar un cepillo de dientes de cerdas suaves y de cabeza pequeña, por lo menos dos veces al día. No es recomendable usar pasta de dientes en esta edad porque la mayoría de las pastas tienen flúor, y su ingesta pudiera irritarles el estómago.

De 3 a 5 años

Es necesario comenzar a llevar a los niños de esta edad al dentista para evaluación de dieta, higienización bucal y aplicaciones de flúor.

Alrededor de los 3 años, los niños deben utilizar un cepillo dental suave con una pequeña cantidad de pasta dental infantil (cantidad igual a 1 lenteja), y bajo la supervisión de los padres para evitar que el niño trague pasta.

La caída de los primeros dientes suele comenzar alrededor de los 5 ó 6 años, cuando empieza el largo proceso de renovación de dientes hasta lograr la dentadura definitiva. A medida que los dientes definitivos crecen y empiezan a salir, empujan los dientes temporales, provocando que éstos últimos se suelten y caigan.

La frecuencia de cepillado debe ser por lo menos dos veces al día, después del desayuno y antes de ir a dormir. Es necesaria una alta supervisión y compromiso de los padres en el cepillado de sus hijos.

De 5 a 7 años

Lo más importante en este período es la aparición de los primeros molares permanentes (“molar de los 6 años”), que erupcionan espontáneamente detrás de los últimos dientes de leche y muchas veces este hecho pasa inadvertido por los padres y pediatras, ya que el molar de los 6 años aparece en la boca sin reemplazar a ningún diente. Es importante acudir al dentista para sellar estos molares. El sellado debe complementarse con las aplicaciones de flúor cada 6 meses. El cepillado a esta edad todavía debe ser supervisado por los padres y debe realizarse después de cada comida.

Si el niño almuerza en el colegio, deberá llevar su cepillo y usarlo después de almorzar. Esto es muy importante para prevenir la aparición de caries.

De 7 años y más

Es importante en esta etapa acudir al ortodoncista para controlar la mordida, el crecimiento y desarrollo de los huesos maxilares junto con la erupción y ubicación de los dientes.

Se deben sellar las nuevas piezas definitivas que van apareciendo en boca y continuar con las aplicaciones de flúor cada 6 meses en la consulta odontológica.

Alrededor de los 12 años salen los segundos molares definitivos.

Más o menos a los 13 años de edad, ya se tienen todos los dientes definitivos en la boca.

El cepillado debe ser con un cepillo de cerdas suaves, incluir uso de hilo dental y enjuagues bucales con flúor, los que deben ser parte de la práctica diaria en la prevención de la caries a partir de esta edad.

Finalmente, recomendamos el controlar la ingesta de alimentos azucarados y bebidas de fantasía, y reemplazarlos por fruta y colaciones saludables.