¿MIEDO AL DENTISTA? LA SEDACIÓN CONSCIENTE LLEGA A LA COSTA DEL SOL CON GRUPO DENTAL CLINICS

Esta innovadora técnica se presenta como una solución a los problemas de ansiedad para los pacientes dentales en Málaga.
La sedación consciente consiste en la administración de un relajante que proporciona al paciente tranquilidad y relajación, al tiempo que mantiene un estado óptimo de consciencia que le permite colaborar con su odontólogo sin estar totalmente dormido.
Hablamos con Francisco Maldonado Chinchurreta, Coordinador Clínico en Grupo Dental Clinics, pionera en la implementación de ese sistema como coadyuvante del resto de tratamientos odontológicos,
1

















¿Cómo ha surgido la idea de implementar este tipo de anestesia?

Bueno, en primer lugar debo decir que la sedación consciente no es una forma de anestesia propiamente dicha. Esta sedación proporciona un estadio de bienestar, pero es imprescindible administrar la anestesia local que habitualmente se usa en la odontología. Hay pacientes que son reacios a acudir al dentista por miedo al dolor o simplemente por la ansiedad que les provoca el hecho de que le toquen la boca con material quirúrgico. En esos casos, este tipo de sedación es perfecta para lograr dos objetivos. En primer lugar, lograr una analgesia con la que el paciente va a entrar en un estado de relajación total, por lo que su ansiedad inicial va a quedar disipada por completo. Y por otra parte, conseguir que los pacientes puedan responder sin ningún problema a nuestras indicaciones durante la intervención, para que ésta se realice eficazmente.

¿Cómo se realiza esta sedación? ¿Tardan mucho en desaparecer sus efectos analgésicos?

No, y esa es una gran ventaja. Los efectos desaparecen por completo entre 15-30 mins después la intervención (dependiendo del tiempo de la sedación), de manera que puede administrarse en procedimientos sencillos, para posteriormente dejar al paciente retomar sus actividades previstas para ese día con total normalidad. Obviamente, antes de comenzar con el tratamiento, explicamos a los pacientes en que consiste y resolvemos todas las dudas que puedan plantearnos. Una vez se halle el paciente en nuestro gabinete dental, le monitorizamos por completo para controlar la analgesia. Posteriormente, le aplicamos la sedación intravenosa, y entonces se procede a colocar la habitual anestesia local odontológica. Desde ese momento, el paciente ya no es consciente siquiera del proceso de anestesia previa a la intervención.

¿Qué siente el paciente durante la intervención?

Un estado de relajación total. En ningún momento una persona puede perder el conocimiento con esta sedación. No se trata de una anestesia general. El paciente puede sentir todo que ocurre a su alrededor, sólo que se mostrará mucho más soñoliento que de costumbre, y en muchos casos con una percepción de que la duración del procedimiento es mucho menor a la real. Aún así, todas sus funciones vitales se verán inalteradas, por lo que podrá seguir nuestras indicaciones sin sentir ningún tipo de ansiedad. Lo que buscamos es eliminar esa fobia al sillón del dentista. Ese miedo es el que provoca un gran descuido en la salud bucodental de gran parte de la población mundial.
 DSC_0214
¿Qué perfil de pacientes suele utilizar la sedación consciente y para qué tipo de tratamientos?

Como dije anteriormente, en principio son personas nerviosas, con miedo, o simplemente que han tenido malas experiencias y quieren que todo pase muy rápido. Sin embargo, también tenemos pacientes que requieren tratamientos prolongados, y prefieren que se les haga todo en una sola intervención aunque les lleve varias horas. En el caso de la colocación de múltiples implantes, uno de nuestros tratamientos más reconocidos y en el que somos especialistas, la sedación consciente puede ser una gran aliada para este tipo de personas. Nuestra experiencia con cientos y cientos de pacientes en este ámbito, nos dice que las personas buscan reconstruir sus dentaduras a poder ser en una misma sesión, por lo que al final las intervenciones pueden ser de gran envergadura. Otro perfil idóneo, son personas con operaciones quirúrgicas más agresivas debido a la patología que presentan. Por otra parte, también nos ayuda con personas que por distintos motivos, como por ejemplo deficiencias mentales, se muestran poco colaboradoras en estar un largo periodo de tiempo con la boca abierta. 

Hablando de casos más complejos, ¿los niños podrían recibir este tipo de sedación?

El procedimiento en niños es completamente diferente. Según su peso y antecedentes médicos, se le prepara un cóctel médico que mezclado con su bebida favorita, debe tomarse en su totalidad. En cualquier caso, al tratarse de un colectivo altamente sensible, preferimos no generalizar y estudiar caso a caso.

¿Existe algún tipo de efecto secundario o contraindicación en la sedación consciente?

No, en realidad esta sedación no provoca alteraciones hemodinámicas importantes en el cuerpo, ni interfiere con ninguna medicación habitual. Si existiese algún tipo de enfermedad crónica en el paciente, la medicación que esté tomando no debería interrumpirla ni siquiera el mismo día de la intervención. Aún así, al final, será el criterio de nuestros profesionales, junto al historial clínico del paciente, los que determinen la contraindicación o prohibición de esta sedación consciente.