¡Año nuevo, cepillo nuevo!

Cada año que empieza sirve de excusa para renovarte un poco o para proponerte algún reto. Que si dejar de fumar, que si empezar a ir al gimnasio, que si apuntarte a idiomas, etc..son algunos de los ejemplos más clásicos de esos propósitos que en mayor y seguramente en menor medida se cumplen.

Algo que sin duda no cuesta mucho y va a suponer un gran cambio es renovarte el cepillo dental. ¿Cuánto hace que lo tienes? No sé si sabrás que los cepillos dentales, tanto manuales como los cabezales eléctricos, si se usan a diario y de forma correcta, no deberían usarse más allá de 3 ó 4 meses. Los filamentos se desgastan, se abren, se caen, se ensucian, y en definitiva el cepillo pierde gran parte de su efectividad para eliminar la placa dental bacteriana que se acumula cada día sobre dientes y encías, y que es el causante de dos de las enfermedades más prevalentes del ser humano: caries y enfermedad periodontal. Estas enfermedades son responsables de que se lleguen a perder dientes, de que se afecte mucho la calidad de vida, de que aumenten los costes para la persona, e incluso de que se vivan menos años.

Hay que tener en cuenta que los cepillos acumulan muchos gérmenes y bacterias; sobre todo si no los secamos correctamente. Es más, la propia ciencia corrobora que la eficacia de un cepillo se pierde a los 3 meses si lo usamos con frecuencia (al menos dos veces al día). Del mismo modo, es muy importante cambiar el cepillo tras un resfriado, infección o gripe, muy común en estas fechas! Los gérmenes infecciosos también pueden esconderse en los filamentos y prolongar la enfermedad o incluso reactivarla.

De este modo, algo tan simple como lavarse los dientes cada día con un buen cepillo de dientes puede suponer una gran diferencia para tu salud tanto a corto como sobre todo a largo plazo. Las encuestas en España hablan que de media la población utiliza un cepillo al año. Aunque hay gente que sí que lo cambia a menudo, también hay muchas personas que no lo hacen durante mucho tiempo.

Por supuesto que el cepillado debe ir acompañado de una pasta dentífrica con una mínima abrasividad, que contenga flúor para ayudar a prevenir caries y antisépticos para la encía en el caso de tener predisposición a enfermedades periodontales. Así mismo, no hay que olvidar la higiene de los espacios interdentales ya sea con hilo o con cepillos interproximales, a lo lugares a los que no accede el cepille dental. Ya que suelen ser el inicio muchas veces de la caries y de la enfermedad periodontal. Hablaremos más sobre los complementos de higiene en otro artículo que subiremos más adelante!

Por último, desde Grupo Dental Clinics, también queremos aportar la importancia que tiene el cuidado del cepillo de dientes mientras lo estamos utilizando. Debemos procurar secarlo entre uso y uso, eliminando la humedad que tanto gusta a las bacterias.

Así que ya sabes, si quieres regalarte salud este año, algo tan fácil como cambiarte el cepillo de dientes puede suponer una gran diferencia. Acude a alguna de nuestras 11 clínicas a la revisión gratuita y te explicaremos técnicas de cepillado para tu caso en concreto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *