Diferencia entre prótesis fija, semifija y postiza

Algunas personas requieren de una prótesis dental por falta de dientes o cualquier otra circunstancia. Sabemos muy bien que una vez que los primeros dientes salen, los dientes de hueso una vez los hayas perdido no volverán a aparecer y aquí es donde las prótesis juegan un papel importante.

El problema es que muchas veces no sabemos realmente cuál es la prótesis que necesitamos, si una prótesis fija, semifija o postiza. Pero para poder saber cuál es la indicada, lo primero que tenemos que saber es la diferencia que existe entre cada una de estas prótesis. Este tipo de dentadura las usamos a fin de podernos ver bien estéticamente.

Prótesis Fijas

Primeramente, las prótesis fijas, son aquellas que quedan de manera permanente, así que no pueden quitarse. Estas pueden limpiarse en la boca y no te generan ningún tipo de problema con la filtración de restos de comida. Para usarlas, no necesitas pasar por ningún tipo de período de adaptación, que es algo que sí suele suceder con las prótesis tradicionales, las cuales al principio pueden ser algo incomodas hasta para hablar.

Prótesis Semifijas

Por otra parte, están las prótesis semifijas,  son las que van apoyadas en los implantes y encías, lo que hace que se tenga que hacer una serie de ajustes adicionales para que la misma quede perfectamente adaptada en la boca. Este tipo de prótesis si son extraíbles, lo que implica que para poder limpiarlas, tienes que sacarlas de la boca y volverlas a colocar una vez hayas terminado de limpiarlas.

Prótesis Postizas

Y finalmente están las prótesis postizas que son muy similares a las prótesis semifijas, pero a diferencia de esta, las prótesis removibles son aquellas que pueden sustituir un solo o varios dientes, sin tener que poner toda la dentadura completa. Este tipo de dentadura se usa más en personas de avanzada edad y son ideales para poder recuperar la funcionabilidad de la boca sin tener que estar sintiendo esos incómodos huecos dentro de la boca por la falta de un diente en específico. Teniendo esto en cuenta, ya podemos saber qué diferencia a una de otra y cuál es la indicada en los diferentes casos que se pudieran presentar y que nos obligaría a usar una prótesis.

Prótesis fijas: tipos de prótesis y uso de cada una

Ya mencionamos anteriormente que este tipo de dentadura queda completamente fijada en tu boca. Las dentaduras que mayormente son suplantadas por una prótesis fija son las coronas, los puentes y las carillas. Las coronas son más que todo esos elementos individuales que cementan la pieza dental o el implante. Esta puede ser metálica, de mezcla o de cerámica.

Los puentes, son los que sustituyen las piezas dentales haciéndolas tan perfectas que no sean perceptibles al ojo humano. Y finalmente están las carillas que son láminas fijas las cuales se sitúan en la parte frontal del diente y se usan más que todo en casos de rotura, separaciones interdentales o ennegrecimiento.

Cabe destacar que una prótesis fija también puede colocarse sobre implantes dentales. Para hacerlo, la prótesis se coloca sobre uno o varios implantes de titanio que son los que cumplen el papel de la raíz y sobre este implante va situada la prótesis. Muchos odontólogos afirman que esta es la mejor opción para aquellas personas que quieren cambiar su dentadura y mayormente se hace por un cambio estético, ya que la dentadura queda perfecta.

Las prótesis fijas se dividen en varios tipos de prótesis, entre las cuales están:

El implante unitario

Tooth human implant. Dental concept. Human teeth or dentures. 3d illustration

Es el más conocido por los pacientes, y es un una dentadura con un tornillo de titanio incluido el cual se introduce en el hueso maxilar y restituye a la raíz a la pieza dental natural.

Prótesis Dentales Fijas Atornilladas

Es un implante dental completo, el cual tiene incluido el implante y la corona dental. El implante es completamente biocompatible con el cuerpo humano, así que no van a generar ningún tipo de problema de ostointegración, y este tiene las mismas funciones de la raíz haciendo que el diente se pueda fijar de tal manera que no tengas que removerlos para nada. Por otra parte, las coronas son las que vienen hechas de porcelana o zirconio de acuerdo a los requerimientos y gustos del paciente.

Prótesis híbridas

Este tipo de prótesis es aquella que está fabricada en acrílico y se mantiene fija en la boca gracias a los implantes dentales. Este tipo de prótesis es muy usada en el tratamiento de rehabilitación sobre implantes, ya que le permite a los pacientes sentir que tienen nuevamente sus dientes fijos ayudándoles a recuperar su estética y función masticatoria.

Prótesis fija atornillada

Son aquellas que se fijan a la boca por medio de tornillos que se colocan en lugares específicos para que la dentadura nueva no se mueva. Este tipo de dentaduras se usan para personas que están completamente edéntulas. Este tipo de prótesis se lleva a cabo para poder lograr la restauración protésica, a fin de que se vea lo más estética posible.

Prótesis semifijas: tipos y usos

Las prótesis de implante semifijas son una opción de tratamiento fantástica para las personas que buscan reemplazar sus dientes en las mandíbulas superiores o inferiores. También tiene la ventaja de asegurar varios implantes dentales y hacerlos extremadamente difíciles de desalojar mientras se habla y se come. Estos implantes removibles tienen un accesorio que se ha incorporado a las dentaduras postizas y actúa como una cavidad y una bola, que se puede ajustar de acuerdo con las necesidades de los pacientes a medida que se enganchan en el lugar.

Los implantes semifijos deben retirarse por la noche para una limpieza a fondo, y su médico debe revisarlos cada nueve a doce meses. Las dentaduras postizas regulares se pierden y se tambalean, y requieren adhesivo dental para adherirse a un lugar, mientras que una dentadura postiza es resistente y no se pierde al azar. Además, la durabilidad de las dentaduras semifijas es de por vida, pero deben reemplazarse cada 3-4 años.

Ciertas razones, como un volumen óseo inadecuado o un número insuficiente de dientes, hacen que algunos pacientes sean candidatos inadecuados para el trabajo protésico dental fijo o la implantología. Afortunadamente, hay otras soluciones de calidad para ellos. Dentro de los tipos de prótesis semifijas tenemos:

Prótesis combinadas con un puente

Las dentaduras postizas parciales pueden restaurar los dientes perdidos y esta opción es ideal para ese tipo de personas que quieren hacer ese reemplazo. Tienen cierres que los conectan discretamente a los dientes frontales, que a su vez se restauran con un puente de metal-cerámica o zirconio-cerámica.

Prótesis telescópicas

Las dentaduras telescópicas son sobredentaduras retenidas por coronas dentales telescópicas, que pueden ser metálicas u doradas, todo depende de cómo el paciente la desee y también de la necesidad que tenga.

Beneficios de las prótesis semifijas

Dentro de las principales ventajas o beneficios que tiene este tipo de dentadura es que son sumamente económicas. Este tipo de implantes se considera el más económico de todos. Además, son sumamente duraderas, ya que las mismas no se van a romper con mucha facilidad, dado que las mismas no se tienen que fijar en los dientes.

Además por su fácil limpieza, te ayuda a que tu boca y aun tus mismos implantes estén siempre limpios y tengas buena higiene bucal. Dando que los puedes sacar, no vas a tener el incómodo rato de sentir restos de comida dentro de él, sino que rápidamente puedes hacerle una limpieza y de esa manera ya estarán completamente aseados.

Por otra parte, no se ven como implantes postizos, sino que se ven muy naturales, así que nadie podría sospechar de qué se tratan de una prótesis dental que estás usando. Finalmente, son muy sencillas de usar y remover, así que puedes hacerlo solo sin tener que solicitar la ayuda de tu odontólogo para quitarla.

Prótesis Postizas: Tipos de prótesis y uso de cada una

Las dentaduras postizas, también conocidas comúnmente como dientes falsos, están preparadas para actuar como prótesis para los dientes faltantes. A menudo están hechos de acrílico, nylon o metal. Se pueden usar en lugar de un diente, varios o todos los dientes, y se ajustan perfectamente sobre las encías.

Las dentaduras postizas correctamente ajustadas tienen numerosos beneficios, que incluyen mejorar el habla, la capacidad de comer y su autoestima. También puede ayudar a evitar que la cara se hunda con el tiempo y puede ofrecer protección a los dientes restantes. Dentro de las dentaduras postizas tenemos:

Dentaduras parciales

Las dentaduras postizas parciales se usan si todavía tienes algunos dientes sanos disponibles. Estas dentaduras a menudo se recortan alrededor de los dientes sanos restantes. Estos clips pueden ser visibles cuando hablas, pero pueden estar hechos de material del color de los dientes para tratar lo menos posible que se note a la vista de las demás personas.

Dentaduras completas

Las dentaduras postizas completas se usan si has perdido todos tus dientes, lo que puede ocurrir debido a una lesión, infección, periodontitis u otra afección médica. Estos dientes artificiales están unidos a una placa que se apoya contra las encías para evitar que se muevan. Las placas y los accesorios de las encías, que pueden estar hechos de metal o un acrílico que coincida con el color de las encías, generalmente no son visibles para los demás. El adhesivo para dientes postizos se puede usar para ayudar a mantener las dentaduras postizas en su lugar.

Dentaduras removibles

Las dentaduras removibles son el modelo tradicional, y vienen con un gran beneficio adicional de ser más fáciles de limpiar. Sin embargo, pueden salirse de su lugar con mayor facilidad, por lo que los dentistas recomiendan evitar alimentos que sean particularmente masticables, pegajosos o duros. El adhesivo para dientes falsos puede ayudar a mantenerlos en su lugar, pero estos adhesivos pueden ser difíciles de usar.

Las dentaduras removibles suelen durar unos cinco años antes de que necesiten ser reemplazadas.

Dentaduras flexibles

Las dentaduras flexibles son una alternativa popular a las dentaduras tradicionales, y están hechas con materiales flexibles pero extremadamente duraderos que pueden ser más cómodos de usar. Gracias a la resina translúcida que coincide con el color de su encía, no requieren clips visibles como los que podría ver con dentaduras postizas parciales. Las dentaduras flexibles también son más livianas y menos voluminosas en la boca. Pueden durar alrededor de cinco a ocho años.

Beneficios de las prótesis Postizas

Este tipo de dentadura aporta múltiples beneficios. Por ejemplo, las prótesis postizas suelen ser muy económicas, además, el mismo día que vayas a mandarlas a hacer, te hacen el chequeo y en poco tiempo te las entregan, evitando de esta manera, la necesidad de tener que pasar meses sin dientes (que es lo que sucede con las dentaduras completas).

Tener prótesis parciales ajustadas es muy simple tanto para pacientes como para dentistas, ya que generalmente no hay cirugía involucrada, sino que se hacen las evaluaciones necesarias y listo. En comparación con el trabajo de puente dental, tener prótesis parciales o prótesis removibles ajustadas no causa daños a los dientes adyacentes al que falta.

Con toda esta información, ya puedes tener una vista general de lo que puede diferenciar a una prótesis de otra y cuál puedes usar de cuerdo a la necesidad. Si lo que estás buscando es cambiar tu dentadura para que estéticamente se vea mejor, puedes optar por una prótesis fija, la cual requiere cirugía pero te garantiza que tendrás dientes perfectos.

Si lo que quieres es tener una dentadura que reemplace parcialmente algunos dientes que perdiste o ya estás en edad avanzada y necesitas cubrir tu boca de la falta de dentadura, puedes optar por las prótesis semifijas o postizas. Estas últimas dos cumplen funciones similares, y el período de adaptación es algo largo. Así que cabe de ti decidir cuál es el tipo de prótesis que quieras usar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *